Tratamientos

Nuestro equipo de cirugía plástica y reconstructiva tiene como lema: "Obtener los mejores resultados con la menor invasión posible.".

Por esto mismo, combinamos técnicas con y sin cirugía, dependiendo de las necesidades y objetivos de cada paciente.

Los niveles de seguridad practicados son muy elevados y cumplen los critérios y normas internacionales más exigentes.

Algunos de los tratamientos frecuentes son:

  • Rejuvenecimiento de la cara y del cuello

    Las técnicas médicas procuran prevenir, atenuar y corregir las secuelas del envejecimiento. Los rellenos son útiles en problemas localizados de arrugas y surcos: estos pueden ser de origen sintético o auto injertos de piel y grasa.

    Recurrimos a peelings intermedios y profundos con químicos, abrasión o Laser cuando la anomalía se asocia con arrugas finas, daño solar y perdida de elasticidad de la piel. Finalmente, y siempre en el ámbito de lo no invasivo, aplicamos la toxina botulínica para atenuar el movimiento de músculos específicos que son responsables de arrugas dinámicas propias de los gestos que naturalmente hacemos. Existe una variada gama de cirugías de "lifting" o "ritidectomía" que serán seleccionadas de acuerdo a las condiciones anatómicas y el deterioro del paciente. Los procedimientos "coronal" (tradicional) y la "Endoscopía frontal" (de mínimas incisiones) reparan cambios en las cejas y músculos de la expresión responsables de fruncir el ceño. En el sector medio y bajo de la cara y del cuello se aplican distintas técnicas de "ritidectomía", de las que son más conocidas la "bilaminar" y el "SMAS" (Sistema Musculo Aponeurótico Superficial); en ambos casos se retira piel excesiva y se reubican los depósitos de grasa y los músculos flácidos. Es muy frecuente aplicar tratamientos multidisciplinarios, mixtos, para lograr resultados de mayor calidad y que permanezcan estos por más tiempo.

  • Cirugía de los parpados

    Se usan técnicas locales que permiten eliminar bolsas de grasa, estirar la piel flácida y/o mejorar el tono muscular. Cuando la piel es elástica sugerimos la técnica "transconjuntival" que evita una cicatriz externa. Esto es muy útil en los hombres, que tienen piel más gruesa y elástica. Casi siempre se efectúa la cirugía sin internamiento y con anestesia local y sedación.

  • Cirugía de las orejas

    El defecto más común se llama "orejas en asa" y se diagnostica cuando el pabellón auricular está separado y hay falta o escasez del pliegue. Las técnicas se basan en la remodelación del cartílago de la oreja con una abordaje desde atrás, evitando cicatrices visibles. Muy a menudo usamos anestesia local aunque la opción de sedación es correcta, principalmente en los niños.

  • Cirurgía nasal

    Se pueden corregir problemas estéticos, funcionales o ambos. En el caso de áreas prominentes podemos reducir el dorso (jibá), adelgazar la punta y estrechar el ancho de las narinas. En casos contrarios, usamos injertos de cartílago propio o implantes especialmente diseñados con ese fin. Casi todos los casos son ambulatorios.

  • Aumento de pómulos, mentón y lábios

    Podemos incrementar el volumen de estas áreas a través de injertos de grasa o de la inyección de materiales sintéticos. Generalmente, estas alternativas son transitorias o parcialmente absorbibles. En los casos de los labios no se acostumbra usar implantes porque se altera la capacidad de movimiento. Sin embargo, para los pómulos y el mentón, si contamos con implantes semisólidos que simulan de forma natural el tejido óseo que queremos aparentar. Para todas ellas hacemos abordaje intraoral, de modo que no son visibles las cicatrices.

  • Aumento mamário

    Utilizamos implantes salinos o de gel cohesivo, los cuales serán ubicados en posiciones según las características anatómicas de cada paciente. Estas pueden ser debajo de la glándula, debajo de la fascia o debajo del musculo pectoral; esta última es la más común. Los abordajes también varían entre el del surco mamario, de la areola, de la axila y del ombligo; en el caso del ombligo solo se ponen implantes salinos porque entran vacíos. Además, contamos con las diversas formas de implantes (anatómicos y redondos), superficies (lisos, texturizados y poliuretano), y proyecciones (bajos, medianos, altos, extra altos y cónicos); la escogencia también depende de las condiciones de cada mujer y de cual aspecto quieren obtener.

  • Elevación mamaria

    La meta es elevar la posición de la areola y darle mayor tensión a la mama. Según el grado de caída y laxitud escogeremos si el abordaje es peri areolar, en "lolly-pop" o en "T" invertida o cicatriz lateral. Con frecuencia, combinamos la elevación (mastopexia) con implantes mamarios.'

  • Reducción mamaria

    Las técnicas son muy parecidas a la elevación mamaria pero se agrega la eliminación de tejido glandular y graso, hasta un límite a determinar según la longitud a que se encuentra el pezón, para no comprometer la circulación del mismo.

  • Tratamiento de la ginicomastia (zona mmaria en los hombres)

    Este diagnostico consiste en el aumento de la glándula mamaria en el hombre y se acompaña, con frecuencia, de un acumulo de grasa en la misma zona. Por eso, además de la mastectomía simple (retirar glándula a través de la areola) combinamos alguna de las variantes de liposucción.

  • Implantes pectorales en el hombre

    Cuando el musculo pectoral mayor es poco voluminoso o exista una asimetría por menor desarrollo del mismo en un lado, ofrecemos la posibilidad de colocar implantes por la via axilar. La fabricación de estos materiales permite obtener un aspecto natural tanto a la vista como al tacto.

  • Lipoescultura y contorno corporal

    Incluimos un conjunto de técnicas orientadas a la extracción de depósitos de grasa, eliminación de piel flácida o dañada por estrías y a la recuperación del tono muscular. Las zonas que se tratan incluyen el cuello, los brazos, el tronco, el abdomen, los muslos, los glúteos, las caderas, los muslos y las pantorrillas. A menudo se usan distintos tipos de liposucción junto con técnicas de aumento por implantes o injertos (transferencia) de grasa. Las variantes de liposucción más comunes son la Tumescente, el Vaser (ultrasónica de ultima generación) y el Laser. La nueva tecnología permite mayor retracción de la piel y menor hinchazón y moretes, además de retirar de forma más homogénea los volúmenes de grasa.

  • Abdominoplastia

    Es también conocida como "Dermolipectomìa" o "Lipectomìa" e incluye la remodelación del exceso de piel, de los depósitos de grasa y del musculo. La extensión de cada cirugía varia según la magnitud de los daños de tal manera que, en algunos casos, nos orientamos mas a la eliminación de piel (floja y/o con estrías), a la liposucción o a la plica tura (unión) de los músculos. Asimismo, diferenciamos la lipectomia de la minilipectomia por el hecho de que la segunda tiene una herida más pequeña y el ombligo solo se desprende de su anclaje al musculo, para unirlo en una posición más relajada sin dejar cicatrices visibles; no todos los pacientes califican para la minilipectomia por lo que son pocos los que se pueden beneficiar de la herida màs corta.

  • Plastia de los muslos

    Los pacientes califican para remodelación de los muslos ya sea por defectos adquiridos con el sobrepeso, falta de ejercicio o envejecimiento o por secuelas de la cirugía bar iátrica o la pérdida de peso masiva con dietas. El análisis individualizado permite reconocer si es suficiente alguna de las técnicas de liposucción para remover depósitos de grasa profunda o debemos agregar la eliminación de piel perteneciente al lado interno del muslo, dejando una herida en el pliegue natural de la ingle y cadera o extendida hacia abajo (en forma de "T"), cuando la laxitud es mayor.

  • Correcciones en los brazos

    Los brazos se deterioran por las mismas razones que los muslos y otras partes del cuerpo se vuelven flácidos y/o voluminosos. Las alternativas también suelen ser parecidas en un rango desde la liposucción hasta la resección de piel, dejando la herida en la cara interna del brazo o en la axila.

  • Plastía de los glúteos

    Las solicitudes más frecuentes para la corrección de glúteos corresponden al "levantamiento" o al "aumento". Existen dos formas principales para hacerlo con seguridad; a saber: el injerto o transferencia de grasa y el implante. La transferencia de grasa es efectiva cuando el paciente tiene suficiente cantidad para donarse, aunque sabemos que existe algún grado de absorción una vez incorporada al glúteo. El implante se ubica profundo, más a menudo con la técnica dentro del musculo glúteo mayor, y deja una sola cicatriz no visible entre los glúteos. En ambos procedimientos logramos el efecto de levantar, aumentar o ambos, según las cantidades y las formas escogidas. No debemos olvidar que el contorno también depende del tratamiento de áreas vecinas, de modo que la lipoescultura de la espalda y los muslos es necesaria con frecuencia.

  • Aumento de pantorrillas

    Existen implantes especialmente diseñados para las pantorrillas que se colocan en contacto con el musculo "gemelo "del lado interno. También se combinan técnicas de liposucción para dar mejor forma y la cicatriz se ubica por detrás de la rodilla.

Dedicamos nuestra experiencia a su causa